GRACIAS VIDA POR DARME OTRA OPORTUNIDAD

Bueno aquí estoy, con el propósito de expresar lo aprehendido, lo experimentado, lo sentido en este segundo encuentro. Tarea ardua para mí por lo intenso, aún resuena en mi alma la inquietud el desosiego ante tamaña magnitud.

Ser consciente, asumir lo que realmente soy, que soy mucho más que el personaje que he creado que me lleva a vivir con miedos, limitaciones y con culpabilidad. Asumir que ya no me vale vivir de forma inconsciente reaccionando desde mis condicionamientos, que estoy creando mi realidad en base a mis creencias y como de esta manera me mantengo en el SAMSARA, (repitiendo la misma historia una y otra vez).

Descubrir la perfección de las cosas, que todo lo que ha sucedido en mi vida ha sido perfecto. Todo ha ocurrido para que me encontrase con el personaje, donde estoy instaurada, porque todo cuanto me ocurre, es una proyección mía. Y sobre todo que otros seres que yo considero separados de mí, están realizando un trabajo, por y para mí. De esta manera viendo yo en ellos esta parte de mía, abandonada, reprimida, llena de ignorancia que yo no he sabido manifestar, pueda recogerlas Yo. Todo lo mío, pudiendo reconocerme completa, entera, reconocerme en el PADRE y desde esa igualdad poder con Él dialogar.

Voy a destacar el entendimiento de lo que soy como ser humano. Como tanto la física cuántica, como la religión, me llevan al mismo origen; que soy el MOMENTO, que soy la partícula de cada instante vivido. Que todos los mundos materiales e inmateriales dependen de mí. Que yo me observo, me veo y viendo perfecta esta creación me mantengo en conexión con esta realidad. Que se que tanto en el papel de observador como en el observado en ambos, soy yo.

He mantenido una profunda sensación de gratitud hacia todos mis momentos vividos como Manuela y los proyectados en todos los seres que me rodean, ante esto solo puedo decir GRACIAS.

Muy importante para mí han sido momentos en los que mi recuerdo me ha llevado a una época de mi vida, en la que al igual que ahora, se tengo que estar, participar, elegir porque me va la vida en ello.

Cuando diagnosticaron que mi cuerpo padecía un cáncer, fue como un parar en seco, y aunque al principio no fui muy consciente de la gravedad lo fui comprendiendo en el proceso. Recuerdo como me preguntaba ¿por qué a mí? por qué a mí? “yo que tan buena era para todos….”. Esta pregunta me hundía en lo mas profundo de los infiernos, mi alma cambio la pregunta ¿Para qué a mí?, para que a mí?; evidentemente me traía una gran noticia y sobre todo una nueva oportunidad, pero incluso así yo no lo veía como suficiente. Lo que verdaderamente me llenaba de poder era QUE PUEDO HACER YO AQUÍ. Y había tanto que hacer, cuidar el cuerpo, conquistar mi personalidad para hacerme aquí una vida feliz y sobre todo abrir mi corazón que todos los actos, todos perfectos y adecuados, AHORA fueran también amados.

Y ahora vienes tú Félix dándome de nuevo la noticia, que si que se puede, que hay cosas que puedo hacer y mi alma Félix, vibra de alegría por esta maravillosa noticia que mi cuerpo, mi alma y mi ser entero están dispuestos y en perfectas condiciones para empezar. Creo, siento que llega un momento en la vida en el que se sabe que es la hora de tomar la decisión, de estar en la VERDAD o seguir en la ilusión, que ya no hay lugar a ESPEJISMOS y que lo vida ya no tiene que esperarme más. Que voy a por todas mis ovejas, que no lo retraso más. Siento que ese momento ha llegado, que ya no me sirve seguir en la ignorancia, de lo que soy y de lo que hago. Que ha llegado el momento de mantener limpio el filtro por donde pasa todo lo emanado, que esta muy bien hacer limpieza pero cuanto mejor es no volver a ensuciar. Que si, que amaré también mis errores venideros y ahora más que nunca, pero la verdad es que ahora Se, siento que desde mi corazón todo lo que sale es vivir desde la intuición, la inspiración desde la COMPASIÓN.

GRACIAS VIDA POR DARME OTRA OPORTUNIDAD.

Manuela Carrasco

Manuela Carrasco