¿Crees que existe algún parecido contigo y tus “versiones” Niño-Divino y Niño-Interior herido?

el ritmo de la clase CFG

También conoces la historia de Abraham e Isaac. ¿Crees que existe algún parecido contigo y tus “versiones” Niño-Divino y Niño-Interior herido?

 
Vicente Benlloch
Vicente Benlloch
La metáfora del Génesis simboliza el proceso de cómo se desarrolla la vida humana en este mundo material. Desde la unidad plena con Dios, el alma para conocerse a sí misma encarna. Para poder experimentar se separa de la divinidad y viene al mundo físico. En este proceso aparece la dualidad, los opuestos, pues para poder conocer algo es necesario que exista lo contrario (Árbol del Bien y del Mal), y en esta dinámica dual: bueno/malo, justo/injusto…. es en la que se desarrolla nuestra vida con todas las consecuencias que esto conlleva. Al lado de esta modalidad de experiencia (en un mundo paralelo) estaría la simbolizada por el Árbol de la Vida, vivir desde la conciencia de lo que realmente eres (Dios).
La historia de Abraham e Isaac simboliza el instinto sacrificador de todo lo bueno o lo más preciado de tu vida para conseguir una supuesta salvación espiritual por la creencia de que debes experimentar sufrimiento (castigo) porque has “pecado”, te sientes culpable y necesitas redimirte (ECA).
Entiendo que el Niño Divino es lo preciado, lo delicado, todo lo bueno, tu parte divina… y el Niño Interior herido representa todo el dolor que crees necesitar experimentar para “redimirte”. Cuando tomas conciencia del proceso e interiorizas que no es necesario experimentar todo ese sufrimiento y liberas al Niño Interior Herido llegas a tu Niño Divino, con todo su potencial ilimitado. No es necesario matar, tener oculto a tu Niño Divino, puedes experimentarlo en tu vida, vivir desde él, dando lugar al hombre celestial.
 
 
 
 ________________________________________
  
Chuchi Sarachaga
Chuchi Sarachaga
 
El Genesis metaforicamente,nos habla del Alma en el exilio tras la caida del Paraiso,en su caida viene al mundo en estado condicionado y olvido de lo que es.Al vivir pensando que esta separado de su fuente y con sentimiento de haber ofendido a Dios,la vida es una constante busqueda de lo perdido.
 
 
 
 
 
        
________________________________________
 
 
Flor Fornons
Flor Fornons
 
La historia de Abraham e Isaac tiene mucho que ver con nuestro sentimiento de culpabilidad e no merecimiento, eso nos lleva ha buscar el sacrificio. Si eso sentimientos son muy fuertes pueden llevarnos a sacrificar a nuestro propio Hijo Isaac, que es el “Niño-Divino”.
 
 
 
 
 
_______________________________________
 
 
Tomás del Hierro
Tomás del Hierro
 
Abraham, antes del sacrificio, representa al hombre viejo, capaz de sacrificar a su niño interior, encarnado por Isaac. Cuando se dispone a ello, abraham recibe una revelación, libera a Isaac, y su niño interior se convierte en niño divino a través del pacto con Dios. Isaac, así, se convierte en continuador del Padre, patriarca del pueblo elegido, estando ya desde entonces unido al Padre.
 
 
 
 
 
________________________________________
 
 
 
Javier Amer
Javier Amer
La alegoría de Abraham e Isaac simboliza la deuda que el ser humano siente que tiene con su Creador por haberle traicionado y por tanto no merece que lo bueno tenga cabida en su vida, el no merecimiento como consecuencia del estado condicionado del alma. Escucha su acusadora voz interior y hasta tal punto se siente culpable que no dudará de sacrificar lo más preciado que tiene: su hijo. 
Isaac representa al Niño Divino que alojado en nuestro corazón quiere crecer y vivir hasta desarrollarse como Hombre Divino. Pero ahí también está nuestro Niño Interior Herido que se manifiesta inconscientemente con toda su carga de dolor a través del Abraham adulto. Es el Niño Interior Herido el que intenta sacrificar al Niño Divino a pesar de que representa su más elevada expectativa, pero no se siente merecedor de manifestarlo, de hecho lo ha estado ocultando todo el tiempo tras su sufrimiento.
 
 
 
________________________________________
 
Francisca Sáez
Francisca Sáez
Sobre la pálida y fría atmósfera , se sumerge el hombre en sentimientos de tristeza y nostalgia de un ayer perdido, pero surge el fuego penetrante de los dioses que alienta a la Tierra rodeándola de transparentes auroras, iluminando la fé, acariciando la voluntad, empujando al caminante y el hombre sentirá la emanación de la luz y en su pensamiento surgirá el orden, que dará impulso a la conciencia y el hombre levantará otra vez su mirada al Universo.
Elevó la conciencia y no sacrificó la vida de su hijo. En Abraham estaban las dos posibilidades humana (pensamiento dividido) y divina (pensamiento unificado), sacrificar a su hijo o darle la vida. Obedeció el mandato de Dios en su dimensión dual y en ese mandato de Dios iba implícito seguir el curso de su manifestación o experiencia. El Niño herido somos nosotros, codificados por estructuras mentales, limitaciones, represiones, miedos y conceptos equivocados. Cuando se produzca la integración y sanación de ese Niño herido nacerá el Niño Dios.
“Padre despiértanos” 
El momento está, sumirse en la contemplación, acercándonos a nuestro principio, no somos sólo este cuerpo, podemos penetrar a través de las fuentes de la voluntad y sin ningún misterio a la auténtica e invisible realidad. No dejéis que los espiritus, mueran hoy en la nieve.
 

________________________________________________

 
Raquel López
Raquel López
Hola Felix de nuevo. Espero saber expresarlo.
Abraham símbolo de uno mismo, mostrando temor a Dios por creer que le ha traicinado, sacrificará lo más preciado, el hijo prometido y esperado por tanto tiempo, para calmar su sentimiento de culpabilidad, inmerecimiento y miedo.
Abraham simbolo del hombre viejo e Isaac simbolo del niño dios. Abraham cree que sascrificando a su hijo pagará por sus pecados, Isaac único y verdadero Dios personal cumple con la voluntad de su padre,aún sintiendo el rechazo.
La Metáfora muestra todas las resistencias que tenemos para dar a luz al hijo de Dios por las heridas del niño interior y por el estado condicionado del alma. Pero es tal la Fe de Abraham creyente de que Dios puede resucitar a los muertos que cuando coge el cuchillo para degollar a su hijo escucha una voz, el Ángel de Dios, para mi el ángel representa el mediador entre Dios y el hombre, y la voz(rendirse a Dios)le transformó. Abraham reconoce su inocencia y experimenta al hijo de Dios. Se ha liberado.
 
 
________________________________________
 
 
Magdalena Berasategui
Magdalena Berasategui
 
Abraham, siendo el arquetipo de cada uno de nosotros, va a sacrificar lo más sagrado, su hijo, así el hombre, sacrifica también lo más sagrado, que es el Niño Divino, para conseguir la salvación eterna, y con ello cargamos más la mochila del Niño Interior, con sufrimiento, culpa y miedo.
Isaac, representa al Niño Divino por un lado, que ha venido a ser el Hombre Celestial, y por otro al Niño Interior herido, sufriente.
 
 
 
________________________________________
 
 
Anna Majoral
Anna Majoral
Entiendo por una parte que Abraham, es el padre que quiere causar el dolor al hijo, Isaac, como Niño afligido que sufrirá y que una vez Dios le ordena no causar el sufrimiento de la muerte del hijo, en ese momento el Niño afligido es trascendido en Niño Divino, liberado de todo dolor y sufrimiento, comprendo desde este punto nuestro propósito liberar a nuestro niño afligido y trascenderlo al Niño Divino.
También me hace reflexionar en que no hace falta sacrificarse en la vida , es decir, seguir con el niño afligido, para conseguir las cosas buenas, que es el Niño Dios. Aquí tengo mucho que observar y trascender el sacrificio en mi vida y sentir realmente que no hace falta sacrificarme para recibir lo bueno de la vida.
 
 
________________________________________
MªCarmen López
MªCarmen López
Hola Felix y compañeros. 
ABRAHAM e ISAAC: Esta parábola habla de cada uno de nosotros envueltos en una vida condicionada que sintiéndonos merecedores de castigo hacemos sacrificios para asi poder redimir nuestro sentimiento de culpabilidad y hacemos ofrendas pensando que así Dios nos perdonará de todos nuestros pecados y con ello creemos que estamos más cerca de EL , le demostramos nuestra fé con sufrimiento exterior porque no sabemos que Dios no nos exige nada, que somos nosotros quien tenemos dicha visión.
Y todo esto nos lleva a sacrificar a nuestro “Niño-Divino” porque no nos sentimos merecedores de ello y dejamos que el “Niño interior herido” siga sintiéndose pecador y merecedor de castigo, haciendo ofrendas continuamente, llegando incluso a límites de entregar nuestra vida e incluso la de nuestro mayor tesoro que son nuestros hijos.
 
 
 
________________________________________
Menchu Arrieta
Menchu Arrieta
Hola Felix ,porfín contesto.
Abraham-Isaac: Abraham es el ser humano con el estado condicionado del alma, con un gran vacío en su interior y sacrifica lo más querido que es su hijo Niño Dios para sentirse aceptado y querido por Dios.
Isaac es el niño interior reprimido y herido, sacrificado y olvidado.