EL DULCE FIN DE SEMANA QUE YA NOS PREPARA..

cfg-recibiralniñointerior

EL DULCE FIN DE SEMANA QUE YA NOS PREPARA PARA RECIBIR AL NIÑO INTERIOR

Hola a todos,

Y seguimos hondeando en nuestro interior y cada vez más siento que nos acercamos a ese estado  tan añorado y buscado que es la unión con el Padre, y desde ese Hogar de donde procedemos,  donde solo podemos Confiar, sentir Paz y Amor Verdadero, … desde allí sentir el trabajo concluido, y por fin descansar…
Y en ello estamos, todo el grupo caminando hacia ese Lugar, hacia ese estado Divino que nos une al Padre, por ello este fin de semana entre dulces, chocolates, regalos, tartas, celebraciones, cumpleaños del Profe, risas, abrazos, compartir,.. y tímidos copos de nieve, hemos dado la bienvenida al Niño Interior como una parte de nosotros imprescindible y necesaria revisar, contemplar y sanar para llegar a ese estado de UNIDAD.
Durante todo el proceso que hemos iniciado el profesor nos va llevando y conduciendo hasta ese momento especial y sagrado que será el encuentro con nuestro Niño Interior, mientras estos días hemos comprendido la naturaleza del Niño en toda su totalidad, como Niño dolor y Niño Divino que viven juntos en cada uno de nosotros.
Todo preparado a medida , como si el Universo supiera, sabe, que este fin de semana en el Curso se iba al encuentro del Niño, estábamos todos a la espera, a la expectativa de este aspecto en nosotros ya sabido, pero en continuo proceso.
Realmente estos días han sido especiales, también se ha sentido al grupo con la necesidad de compartir más, de unirse, de conocerse, desde la aceptación incondicional, el apoyo y complicidad del compromiso que nos une. Y una vez más el Niño nos llevaba a compartir por la noche antes de acostarse, con pocas ganas de dormir, pero sí de dejar que ese niño en cada uno se pudiera expresar espontáneamente, comentarios, risas, relajados, siendo nosotros mismos, … sin la responsabilidad o seriedad que el curso nos impone.
Nos despierta una mañana gris, pero no importa, el grupo está deseoso de saber más, qué es el niño, cómo se le trata, como se accede a él, porqué aparece el dolor, las causas, las raíces de su dolor, su aflicción, su abandono,  su naturaleza….y se nos dice , que las experiencias del niño – dolor son perfectas  y adecuadas para que este niño-interior -dolor pueda hacer real al Niño – Divino-Dios que existe siempre latente también. Que sentimiento tan esperanzador te llega, como la Buena Nueva, la llegada del Reino de los Cielos, saber que siempre ha estado en ti y siempre está  ese Diamante Puro latente para hacerse real, una vez trascendido el dolor del niño,  que bonito! , cuanta esperanza !,
que alegría !…Y las palabras del profesor surgen y nos llega al alma, ..”.el Niño-Dios siempre está en ti, y nunca se debe perder de vista”…para llegar a ser adulto de verdad, no”adulterado” como el que no vive desde su auténtica esencia pura, divina.
El sentimiento y la noticia que nos trae el Curso es que el reencuentro, la conexión con este ser vivo en cada uno  es un acontecimiento sagrado, y que se debe contemplar con el máximo cuidado y respeto por su magnitud y trascendencia. Nuestros niños interiores se emocionan, empiezan a resonar cosas, a cada uno le va llegando el hilo de su historia, tocando el recuerdo, abriendo la puerta,…
Algo que me llamó mucho la atención y me gustó por su similitud fue la comparación entre las vivencias dolorosas por las que debe pasar el niño interior perfectas para hacer real su Divinidad y los peligros anunciados por las escrituras, en las que Jesús, Buda… deben vivir también como algo establecido para hacer real al Niño Dios.
Y finalmente con la sensibilidad y emotividad de los momentos vividos nos despedimos para recogernos en nuestro hogar,en nuestro interior y así iniciar nuestro camino al reconocimiento  de ese Niño herido para poder contemplar su dolor y así con la alegría y la esperanza de sabernos algún día de nuevo en el hogar del Padre, con nuestro niño ascendido.
Iniciamos y terminamos el fin de semana con dulce sabor a chocolate y crema, un “MIMO” para nuestro amado niño…
Y me quedo con las últimas palabras del maestro,” Hay que ir a buscar al Niño-Dios,oculto tras el Niño-dolor, con el máximo respeto y pureza”
…Y ahí nos dirigimos…
 Un abrazo de corazón para todos.
Anna Majoral

Anna Majoral