El Candil

el-candil-candil

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que, constante y paciente, la sostiene en la sombra. 
Rabindranath Tagore 

Cuando vi esta imagen, con esta frase de Tagore, me vino a la memoria esa parte del curso, donde Félix nos hablaba de que es posible crear una realidad nueva, que se puede crear algo desde la mente no condicionada, y que esa creación es una creación que se hace sin rechazo ,porque es Dios, quien crea y, no acepta unas cosas y rechaza otras, las contempla por igual, la luz y la oscuridad, ése, Dios, entiende que lo uno sostiene a lo otro, que no puede existir la alegría sin la tristeza, porque son la dos caras de la misma moneda, que el bien y el mal van juntos, son dos aspectos diferentes de un mismo proceso y ése, Dios, lo contempla todo y utiliza ambos recursos para crear la realidad, se manifiesta una cosa, no en detrimento, descuido o rechazo de la otra, sino utilizando la otra como soporte…
Es impresionante cuando uno entiende que somos creadores natos, que podemos crear desde la mente condicionada, que es lo que hemos hecho hasta ahora, donde lo único que hacemos es repetir lo ya creado, generando la misma realidad de siempre (samsara), pero que podemos también crear desde una mente no condicionada, porque tenemos todo el potencial para hacerlo. Podemos crear asumiendo que quien crea es el poder creador, el padre, desde ahí, sí que surge una creación nueva, a través de nosotros que somos el instrumento venido aquí… Se nos dice que la creación por antonomasia debería de ser la creación del hombre total, porque el mundo ya está hecho, que la creación que falta es la del sexto día, la del hombre con conciencia de ser Dios..
Pero como nos explicaba Félix, no basta con saber que esto es así y asumirlo, si no que todo esto tiene que ir acompañado de un cambio profundo en nosotros, la teshuva, de la que hablaba de Jesús…Un proceso de ir negándonos a nosotros mismos, para que emerja lo que en verdad somos…Y así ,podremos crear lo que aún no se ha hecho, la creación de nosotros mismos como seres completos y totales, crear esa realidad en el alma que se llama Hijo de Dios.
Quería compartir esto con vosotr@s…
¡Un abrazo!

Sonia Suances

Sonia Suances