Negarse a si mismo

Milagros Díaz

Milagros Díaz

Hola familia, llevo días dándole vueltas a este tema y me gustaría exponeros lo que yo siento, y a la vez preguntaros cómo lo veis vosotros. Sabemos que las experiencias dolorosas tienen una raíz en el ECA (estado condicionado del alma) y están impulsadas a hacerse reales por nuestras creencias de culpa, inmerecimiento, miedo, etc. Pero yo siento que también tienen “una función” muy precisa y es la de ayudarnos a negarnos a nosotros mismos. Pienso que la vida nos despoja de muchas cosas que queremos en contra de nuestra voluntad, que está llena de desencuentros infortunados, de no entendimientos, de proyecciones dolorosas y destructivas. Y que todo esto nos obliga a deshacer nuestros “egos”, nuestros planes egoicos, nuestras expectativas.

Por tanto la vida ya se encarga de que hagamos ese trabajo!!! Así lo veo yo, y a lo mejor estoy equivocada. Nuestra tolerancia a la frustración es un medidor de nuestra “resistencia” ante lo que se derrumba, ante lo que se nos escapa de las manos. Nos obliga a mirar hacia dentro, a nuestro centro, a abandonar creencias, personas, trabajos.

Al menos yo siento que mi vida está dirigida a desapegarme de lo que voy construyendo y consiguiendo. Y a la vez me atrapa en aquello a lo que me resisto, a lo que rechazo. Y sé que si yo me identifico con mi esencia divina, el apego a este mundo lo veré con otros ojos, como un transitar por aquí, y usar lo que está a mi alcance pero sin llegar a “poseerlo” nunca, es decir sin tener el sentimiento de propiedad sobre nada ni nadie. Me doy cuenta de que tomo una actitud de resignación ante lo que llevo peor y no consigo cambiar. Y la resignación me va minando poco a poco. Me parece que ésta no consigo sacarla del ego, no consigo transformarla desde ese sentir divino.

¿Cómo pensáis que se puede hacer el trabajo de “negarse a uno mismo” de forma consciente y voluntaria? Y, ¿cómo transmutar nuestra historia personal, nuestros recuerdos?

Un abrazo a todos 

 

 

________________________________________

Amparo Cruz

Amparo Cruz

Esa es la pregunta del millón ¿no, Milagritos de mis entretelas?

A mi me parece que si el ECA ayudase a negarse a si mismo, no haría falta salir del samsara, Milagros.

Otra cosa es que es verdad que alguna vez, como consecuencia de experimentar tanto dolor, miedo, inmerecimiento y culpa, uno se pregunta algo así:¿POR QUÉ A MÍ? y a todos nos llega la sensación de que hay que vivir de otro modo, otro que no suponga sufrir y rechazar tantas cosas. Ahí empieza el camino para “negarse a uno mismo”.

Hay un punto en el que gracias al ECA y sus consecuencias uno acaba harto de daños mil y se plantea una mirada hacia dentro, comienza a buscar  y encuentra lo que puede entender, para empezar a salir de ese círculo vicioso. Había una costumbre entre las monjas que hacían voto de pobreza, por la que nada era “mío”, sino de mi uso. Olvidaron que la mente y el cuerpo seguían siendo suyos, o los recuerdos, como tu apuntas…

Yo no sé aun cómo resolver lo de negarse a si mismo.

Pero desde el otro día me digo: “Ahora teclea Jesús. Mira el ordenador Jesús. Cena Jesús. Escucha Jesús. Respira Jesús y todo lo hace Jesús”. Intento desconectar a Amparo de mí, sin que sea una lucha, sin que quiera anularla. Simplemente trato de hacer real en mí que sólo vive el Hijo de Dios. Los recuerdos son imágenes gratas muchas veces y no siento que deba borrarlos. Sólo que son recuerdos de Jesús. Sé que ese nombre expresa una realidad infinitamente más grande y no creo que le molesten los recuerdos que he llamado míos. Es más…Creo que los rechazos también son suyos. No puedo explicar por qué, pero si todo es EL, tendría gracia que a Amparo le tocasen sólo los rechazos…¿No?

Vistos desde el profundo amor incondicional suyo, los rechazos se disiparán en Amparo y sabiendo que El vive mi vida, no me preocupa ya el resto. Ahora sólo falta que siga así. Pero como me dijo un día Félix,  “en una difícil situación, lo que Amparo no puede, lo puede ÉL”.

Un abrazo enorme Milagritos!! 

 

 

________________________________________

Manuela Carrasco

Manuela Carrasco

Chicas esto es magnifico, cuanto me ayudáis. Gracias compañeras del camino!

 

.

 

 

 ________________________________________

Vicenta Botán

Vicenta Botán

Hola chicas, os estoy leyendo y sintiendo cerca de mí, como si estuviéramos juntas. La pregunta de MILAGROS es genial porque, claro,  como siempre decimos la teoría que buena es pero ¿y la práctica? A mi eso hace  tiempo me intranquilizaba mucho, pues no sabía qué hacer, pero a medida que  me preguntaba y me inquietaba  iban apareciendo rayitos de luz para comprender para entenderme.

 Yo sé que JESÚS dice:  “¡¡ NO TENGO DONDE RECLINAR MI CABEZA!!”, palabras que no entendía pero que a su vez quería comprender y ahora mas o menos lo entiendo así, que es el apego el que nos impide y el apego esta dirigido por el miedo y …el miedo ¡¿que hago con el? el miedo lo comprendo con la razón porque el miedo lo crea la mente y cuando te das cuenta el miedo desaparece y para ello yo necesito ser consciente de mí;  hay que estar atento

el mayor tiempo posible.  Cuando te centras en la respiración consciente viene la observación de cómo pienso, cómo hablo y cómo actúo y ahí es donde te das cuenta de los cambios que debes hacer.  De ahí vendrá el desapego, que es tener las cosas que necesito sabiendo que las tengo pero  que nada me pertenece. Eso es dejar de usarlas con la razón y empezar a usar el corazón y en el corazón sólo hay AMOR Y DESAPEGO. Bueno así lo siento

 Un abrazo fuerte….

 

________________________________________

Rocío Ruiz

Rocío Ruiz

¡Hola chic@s!

Me encanta ese tema y estoy de a cuerdo con todas porque todas me aportáis algo… yo me encuentro ahora con la compañía de Jesús, ya que he estado siempre rodeada de gente y siempre me he sentido sola….y estoy de acuerdo con vosotras pues es una cosa que tengo que resolver pero para mí no es nada fácil, pero confío que según vayamos andando este camino que hemos elegido se nos irá dando la situación, y la vida nos irá dando las pautas para poderlo resolver.

Un Saludo.

  

________________________________________

MªÁngeles Tomé

MªÁngeles Tomé

Hola a todos:

Yo creo que las experiencias dolorosas, lo que hacen es no dejarnos asentar en cómo vivimos; damos palos de ciego y siempre nos topamos con algo doloroso. Es el aviso que se  nos da para que entendamos que las cosas no están bien hechas. Lo que he entendido a Félix es que son las que nos mantienen alerta, nos avisan que algo tenemos que cambiar, pero no sabemos qué. Esa si que es la pregunta del millón. ¿Qué debo cambiar en mi vida ? Nos la estamos haciendo constantemente.

Es verdad que no nos dejan asentarnos tanto en nosotros mismos; por muy perfectos que nos creamos, siempre vienen las experiencias dolorosas a decirnos que algo hay que modificar. Le echamos la culpa a la vida, de que es muy injusta, que no hay justicia, lo mal que nos va y a fulanito con lo “malo” que es todo le sale bien. Y después viene la resignación y pensamos que como Dios nos quiere mucho, ya nos  premiará en el Cielo.

Este creo que es el trabajo que se espera de nosotros: el tomar conciencia de  que el centro de la vida es Dios, que no hay nada bueno ni malo, y que todo es parte de Él y las experiencias dolorosas también. Que no hay premio ni castigo convencionalmente entendidos, y que todo pertenece al orden de la vida. Es todo un reto, porque hay mucho dolor.

Un abrazo muy, muy fuerte.

 

 

________________________________________

Conchi Martinez

Conchi Martinez

Mª Ángeles , que acorde viene lo de dar “palos de ciego”, en un día como hoy, santa Lucía, patrona de los ciegos. Para ver con los ojos de dentro, para sentir qué está pasando cuando tienes el dolor delante y qué mensaje te trae, siente el dolor desde dentro, abrázalo y pregúntate, con los ojos cerrados y sentirás para qué…Pero si lo rechazamos, no sabremos nunca cual era el mensaje. Se marchará y volverá a venir de otra manera, de otro color, con otro personaje, hasta que lo identifiques, lo abraces y lo quieras. Es mi sentir…

Un abrazo

 

 ________________________________________

Amparo Cruz

Amparo Cruz

Efectivamente Mª Ángeles todo es perfecto. NADA HAY QUE CAMBIAR…Sólo aprender que lo que hay ya sea bueno o malo, mío o ajeno,  es de Dios, hijo de Dios y por ello bendito. Todo vale por o para algo…incluso lo que nos suena atroz, tremendo o terrible. Y,  desde luego, nuestro dolor lo que manifiesta es que no estamos entendiendo y/o poniendo el corazón en ello.

No tengo que cambiarme, sino acoger a ese trocito mío que me causa rechazo, porque es mío y me ayuda a integrar un pedazo más de lo que antes no reconocía como perteneciente a mí, pero ahora sí.

Asusta ser el malo…Llevamos tanto tiempo huyendo de ese mal, tapándolo como si fuera la peste…Pero bendita peste que me devuelve a mi SER!!

 

 ________________________________________

MªÁngeles Tomé

MªÁngeles Tomé

JAJAJA, Amparo, es verdad que asusta ser el malo!

Yo estuve interna en un colegio de monjas ( como mandaban las buenas costumbres) hasta los 19 años, que terminé Magisterio, rechazando todo lo incorrecto, lo mal visto, etc.  y todos los años recluidas en un convento de Ávila haciendo “ejercicios espirituales” durante cuatro días, que ni te quiero contar el miedo y el llanto que pasé en ellos. El mal había que apartarlo y huir de él como de la peste . ¡Quien me iba a decir a mí que un día me encontraría abrazándolo y reconociéndolo como algo que también es de Dios y por lo tanto mío!

En fin, que esto es la Evolución.

Un abrazo. EMUNAH, EMUNAH, EMUNAH.

 

________________________________________

Kuchy Sánchez

Kuchy Sánchez

Chicassss ¡¡¡ que me encantáis, que veo cómo nos ayudamos unos a otros , que compartimos nuestras inquietudes y experiencias, lo que sentimos…!!!  Es muy enriquecedor.

Desde el corazón, GRACIAS

 

 

  ________________________________________

Virginia Arce

Virginia Arce

Hola Milagros y familia,

intentaré responder desde mi sentir a lo que planteas.

Entiendo tu sentir y esa pregunta de cómo negarse a uno mismo, creo nos la estamos haciendo más de uno desde que llegamos de este tercer encuentro.

Yo lo que veo es que estamos tan identificados con este constructo “cuerpo-mente” que generamos tantos y tantos apegos… Sin embargo, siento que el camino va por identificarnos cada vez más con la Fuente , con el Poder Creador, con el Padre … asumir cada día más lo que somos,  establecer esa otra identidad,  poner en el centro de mi vida al Padre y vivir desde ahí … Aquí son palabras, pero creo que se trata de sentir y sentir eso cada vez con más fuerza en nuestro interior… al menos en eso estoy, y es desde ahí desde donde podemos hacer la Tesuvah de Jesús.

No sé si te aporta algo, me imagino que no es nada nuevo, ya nos lo ha dicho Félix y tú lo sabes también; tal vez sólo es la intención de recordármelo a mí misma y confío plenamente en que lo otro se dará.

Me llama mucho la atención cuando hablas de  “resignación” y creo que te entiendo. Yo en muchos momentos siento que no he entendido el mensaje que me traía la vida queriendo atrapar lo que la vida me decía que tenía que soltar, y queriendo que las cosas fueran a la manera que yo quería. Pero creo que es la “aceptación ” de las cosas la que nos trae una nueva realidad y no la resignación. Más bien el entendimiento desde el corazón respecto a  que lo que la vida nos trae en cada momento es lo adecuado y necesario. Bueno Milagros y familia uno siempre habla desde si  mismo; no sé si aportaré algo pero yo necesitaba compartirlo.

Un abrazo grande a todos vosotros.