AGRADECIMIENTO… Y UN POCO MÁS


“A los Lestrigones y a los Cíclopes, y al fiero Poseidón no   encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma”
(del poema Ítaca, de C.  Kavafis)

Gracias a todos por vuestras respuestas.

A menudo el poema de Kavafis ha estado presente en nuestras amenas tertulias, y todos  tenemos presente hoy que Ítaca no es un lugar geográfico, sino una referencia simbólica, un ideal; cualquier cosa que tenga el poder de ponernos en pie y hacernos caminar hacia un objetivo elevado y alcanzarlo.

El poeta griego Kavafis supo interpretar el impulso que anida en el alma para llevarla más allá, hacia un lugar llamado plenitud, donde el alma experimenta el encuentro con algo nouménico, donde confluyen todas las aspiraciones y hallan satisfacción las necesidades y las búsquedas; donde el alma se siente plena, bienaventurada y eterna.

Hoy, en el día del despertar,  penetramos de nuevo en el símbolo con la impresión viva en el alma del nuevo objetivo, que es colocar a Dios en su sitio, reparando la suplantación egocéntrica generada por todos. Ese nuevo objetivo deviene en nuestra Ítaca personal, la meta a la que nos confiamos con la certeza de un niño. Y, en este viaje simbólico, es bueno recordar que sólo hallaremos en el camino aquello que llevemos en el alma.

Cierto es nuestro destino.

Vamos…!

Félix Gracia

Félix Gracia