VIERNES

  “Era la hora del medio día. Desde el cénit, el Sol dejaba caer sus rayos sobre las tierras polvorientas mientras un despejado cielo anunciaba otro día más de calor y de sed.… Sigue leyendo